Diseños como los de siempre

01-CODE-STUDIO-La-Cobalta-Diseño-Artesanía-Barcelona

Un proyecto catalán se recrea en la tradición para brindarle un futuro a los interiorismos de hoy (y mañana)

 

A priori, parecen objetos que nunca faltarían en el salón de casa la abuela, y nada más lejos de la realidad. Esa es una de las tantas intenciones detrás de los productos que la firma La Cobalta lleva diseñando desde finales de 2017. En su estudio de Barcelona plantean cerámicas, lámparas y accesorios de decoración que proporcionan consistencia histórica a estancias con aire modernista, y actualizan las que se habían quedado ancladas en el pasado. Lo hacen, además, a través de líneas puras y tonos orgánicos muy similares a los de cualquier escenario natural, ya sea el desierto de Marruecos y Argelia o el litoral mediterráneo, en Baleares, Italia o Grecia.

 

Se veía en el manifiesto que el equipo de La Cobalta publicó justo al empezar el proyecto. Su título, Festa Major (fiesta mayor), daba paso a un vídeo en el que dos niños jugaban a los típicos castellets de Cataluña sobre arena de playa (esa imagen se repite a menudo en los bodegones de la marca). También se untaban de barro y, en cierto momento, llevaban encima un cabezudo de cartón, simulando los que históricamente han conformado el imaginario regional de la costa este española. Con esa pieza, lo que se pretendía era poner sobre la mesa el discurso que ahora gira en torno a su diseño: la tradición (en forma y contenido) como punto de partida.

 

02-CODE-STUDIO-La-Cobalta-Diseño-Artesanía-Barcelona-Festa-Major-Adrià-Cañameras

03-CODE-STUDIO-La-Cobalta-Diseño-Artesanía-Barcelona

A la izquierda, el cartel del vídeo-manifiesto Festa Major ampara la cultura popular a través de un castellet de sillas con asiento de enea. A la derecha, uno de los cuencos de la colección À Table.

 

Por el momento, la selección de objetos que La Cobalta ofrece en su e-commerce es reducida, pero sustancial. Hay dos jarrones de arcilla con esmalte de piedra blanca en mate, platos y cuencos de cerámica con esmalte de marfil, y otra colección del mismo material que firma la artista Maria Pratts, 1 Cop Amb Familia (así se llama la serie). Tampoco fallan las alfombras, las Èclipse Solaire y Le Grand Atlas, y varias luminarias que imitan restos de mármol en acabado dorado. La diferencia es que ninguno de estos diseños pasa por fábrica. Cada uno se ha hecho a mano, reivindicando la artesanía en un momento en que al mundo solo parece importarle la cantidad.

 

06-CODE-STUDIO-La-Cobalta-Diseño-Artesanía-Barcelona-Maria-Pratts

07-CODE-STUDIO-La-Cobalta-Diseño-Artesanía-Barcelona-1-Cop-Amb-La-Familia-Maria-Pratts

Muchas de las piezas que Maria Pratts ideó en 1 Cop Amb Familia se exponen sobre esta comida de domingo, en la que destaca la escultura Pera Familia (a la derecha).

 

*La foto de portada hace referencia a las lámparas de la colección Poète Espagnol.