Cuando el interiorismo se empeña en ser normal

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_03

La propietaria de este piso en Mirasierra y el equipo de Code Studio recuerdan los tres meses que pasaron juntos intercambiando ideas y diseños. Entre medias, hasta les dio tiempo a reformar una casa que habla de arquitectura y modernidad, sin mojarse demasiado

 

¿A qué te dedicas, Carlota?

Bueno, como se supone que hago de todo un poco, no sabría qué decir. Pero mira, para resumirlo, y para hacerlo más fácil, trabajo de administrativa en una oficina de banca corporativa.

 

Un primer apunte para Code Studio. ¿Qué pedía Carlota cuando os llamó por teléfono?

Nos acordamos perfectamente del día que la conocimos. El año era 2016. Subimos, vimos el piso y lo que nos dijo fue “quiero empezar la obra en un mes, y en cuatro meses quiero ya estar viviendo aquí. ¿Lo veis posible? La gente me dice que estoy loca”. De ese último detalle nos acordamos muy bien. El plazo que ella nos planteaba para la reforma era bastante corto, es cierto, y si queríamos llegar a tiempo teníamos que darnos prisa, pero no era ninguna locura ni nada que no fuera factible. Lo que teníamos que ver, sobre todo, era cómo adaptar el piso y hacer de tres habitaciones, solo dos. Porque esas eran sus pautas. El salón lo quería como muy habitable, enfrentado a la cocina, y algo que animase a relacionarse. Y la idea tenía todo el sentido del mundo. Carlota, que es de Bilbao, llevaba mucho tiempo viviendo en Londres, y se había mudado a Madrid por trabajo, y después de unos meses en un pisito de alquiler, se animó y dijo “venga, que me compro un piso nuevo”. Entonces quería algo que le permitiera invitar a sus amigos de aquí y allá. Que fuera vistoso, cómodo, que también diese la sensación de un lugar amplio, a pesar de que era una casa de techos bajos y no muy grande. Y ese fue el punto de partida. De la nada y rápido, por favor.

 

De todas las cosas que querías cambiar con la reforma, Carlota, ¿qué era lo más importante para ti?

¡Yo quería vivir en una casa moderna! El piso, de hecho, es de los años ochenta y estaba bastante viejo cuando lo compré. Tuvimos que tirarlo todo, redistribuir las habitaciones y ampliar el pasillo que era muy estrecho, pero sin coger demasiado del salón. O sea, la cuestión era jugar con el espacio que ya teníamos e ir adaptándolo a la idea de diseño que habíamos planificado, paso por paso.

 

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_08

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_12

 

¿Estáis de acuerdo los demás?

¡Totalmente! Es más, el tema del pasillo, que era lo que más le preocupaba a Carlota, al final quedó muy bien resuelto durante la obra. Las puertas enfrentadas del salón y la cocina, que son de hierro y cristal, hacen que entre mucha luz en el salón, que comunica directamente con la cocina, como si las dos zonas fueran una prolongación de un mismo espacio. Y no solo eso. Todos los muebles y armarios empotrados, al estar bien integrados en los interiores, acaban dando una sensación de amplitud en un pasillito que no aporta nada a la casa. Ojo, y esa sensación la conseguimos sin tener que ganarle más metros al pasillo.

 

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_14

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_07

 

¿Y qué hay de los materiales? ¿Os acordáis de los que utilizasteis?

Sí, claro. ¡Cómo no! Carlota quería un suelo de madera, sí o sí. Quería, además, una madera oscura, algo muy tranquilo visualmente. Y le propusimos una madera de roble, a la que le añadimos un tinte de tono nogal, que oscureció el suelo lo justo y necesario. Luego estaban los baños y la cocina, y los azulejos del suelo, que eran de un fabricante italiano de cerámicas, Florim, que es de las firmas más potentes. ¡Y también las puertas! Todas van del suelo hasta el techo, con tiradores de una firma holandesa que se llama Formani, y lacadas con un gris bastante neutro. Carlota estaba enamorada de ese color que nosotros, personalmente, hubiéramos matizado más. Pero viendo el resultado tampoco es que fuera un asunto de vida o muerte.

 

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_04

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_04

Reforma-vivienda-Mirasierra-madrid-diseño-Code-Studio_10

 

Después de dos años viviendo en la nueva casa, y sumando experiencias, ¿en qué rincón te sientes más cómoda?

Pues diría que en la terraza, la verdad, pero como es muy pequeñaja y no cabe mucha gente, creo que me quedo con el salón (se ríe). Sí, sin duda es mi zona favorita desde que empecé a decorarla. O puede que mejor la cocina. O dadme un segundo, porque no lo tengo demasiado claro. ¿Hace falta dar una respuesta sí o sí?